El paintball, apto para mujeres

La estirpe del paintball, deporte comúnmente ligado al enfrentamiento entre hombres por un territorio, por un prestigio momentáneo o por un simple punto en disputa; esa estirpe, se ha convertido en una pasión beligerante pero sana y se ha acercado cada vez más a la inclusión del género femenino por puro talento.
Diana Díaz | Fotografía cortesía de Rabiosas.

Diana Rojas | Fotografía cortesía Next Shop.

Es de conocerse que el género femenino se labró su destino deportivo luego de que se le abrieran las puertas en la política y se le tratara como al hombre, es decir, como a un ser humano presente en nuestro mundo. Poco a poco llegó la inclusión de la mujer y su voluntad por destacarse la ha llevado al punto de competir con decoro y sobresalir.

En el paintball las mujeres no son la excepción y no se quedan atrás. Diana Rojas, joven mujer colombiana hace parte de Rabiosasun equipo de paintball netamente femenino y latinoamericano. Este grupo surgió a través de una convocatoria en el 2013 mediante la mexicana Karla Andrade y sus patrocinadores. Luego, poco a poco se incorporaron mujeres hasta conformar un grupo de 13 jugadoras de 7 países en total que son México, Colombia, Bolivia, Venezuela, Puerto Rico, Panamá y Argentina

Diana lidera el grupo en Colombia, cuyo nivel es superlativo siendo ella pieza clave del team que disputa torneos de la división 4 Race to-2 del Paintball Sports Promotions (PSP).

¿Cómo fue su primer experiencia en este deporte?

Diana Rojas: mi primera experiencia fue como acompañante, empecé a conocer cómo es este juego. Después de cansarme de ser espectadora comencé a entrenar y a buscar equipo con las niñas que asistían al campo, que eran las novias de los jugadores. Un día empezamos a jugar  y conformamos un equipo que se llamaba Dragon Fly, duré un año en él, jugamos todas las válidas del CCP del 2012 en Bogotá, Medellín, Ibagué y otra vez Bogotá.

¿Cómo llega a Rabiosas y se convierte en capitana aquí en Colombia?

D. R.: en agosto-septiembre de 2012 salió la convocatoria de Rabiosas. Nosotros invitamos a Karla Andrade, mexicana que lleva el paintball en mujeres casi en toda latinoamerica. Ella decidió abrir un equipo de mujeres latinoamericanas y empezamos a entrar varias niñas acá de Colombia.  Principalmente Karla Andrade es la capitana a nivel Latinoamérica de todo el equipo, pero como aquí en Colombia se ven tantas válidas y la mayoría de niñas de Rabiosas somos colombianas, entonces al yo reunirlas, Karla Andrade, dio ese voto de confianza en mí y me nombró capitana de todos los torneos que hayan acá en Colombia.

¿Se hace difícil este proceso de ser una capitana femenina en el equipo?

D. R.: a veces es complicado porque el temperamento de las mujeres es muy complicado y más cuando somos solo mujeres, pero no es difícil, es solamente saber manejarlo, conocer los caracteres de cada una, llevar la idea de todo con una disciplina y la base de todo.

Hablando del juego, ¿en qué posición le gusta jugar más: defensiva, mediocampista u ofensiva?

D. R.: me gusta ser ofensiva, pero cuando me toca quedarme atrás defendiéndoles, también lo hago. Pero me gusta más, como se dice en un lenguaje de los ‘paintboleros’, romper.

Sobre los buenos resultados que ha tenido Rabiosas, ¿qué estrategias usa el equipo para desempeñarse en los próximos juegos?

D. R.: en Rabiosas es difícil por lo que todas estamos en diferente país, cada quien entrena en su país y cuando nos reunimos miramos los layouts (plan) antes de llegar a cada juego. miramos los juegos de los jugadores profesionales que ya han jugado y vamos a un torneo, entonces ahí miramos las jugadas, las líneas, quién va a lanzar a qué lado, qué posición va a jugar, si hay que quedarnos atrás o ser ofensivas. Esas son como las estrategias que nosotros manejamos.

Al trabajar con chicas, ¿no se presenta una dificultad cuando se reúnen para generar resultados?

D. R.: a nosotras no se nos ha complicado, porque cada quien entrena en su país y cada quien tiene su posición. Cuando vamos a un torneo procuramos que las 5 o 7 que vayamos juguemos diferentes posiciones, para no tener problema de que vamos las mismas y se nos va a complicar el juego. Es increíble, nadie lo cree, pero igual cuando nos ven en el campo dicen: “¿Cómo hacen estas mujeres sin entrenar juntas y que hagan estos juegos?”. Nosotras también nos sorprendemos pero igual lo logramos.

El 28 de octubre usted estuvo en el podio de la Segunda Válida del torneo Al Límite Paintball League, ¿qué cree que aportan estos tipos de torneos para el desarrollo de la competencia?

D. R.: estos torneos que son 3 vs. 3 o un one a one nos ayudaron a nosotras más que todo como entrenamientos para los torneos que son grandes. En el 3 vs. 3 jugamos Paola y yo,que somos las dos integrantes de Rabiosas, Carolina Quintero gesplayer que quiere empezar a jugar con Rabiosas, entonces va a empezar a entrenar con nosotros y pues invitamos a un chico para formar el equipo. Pues sí estos torneos nos ayudan, son como las bases para nosotras ya empezar a jugar los torneos grandes.

Fotografía cortesía de Rabiosas.

Diana Rojas | Fotografía cortesía Next Shop.

Al llevar un año con el equipo femenino, ¿cómo ve usted la competencia cuando le toca enfrentarse a un equipo masculino, cómo la tratan ellos?

D. R.: no, en el campo somos igual que un hombre. Allá no dicen que “porque es niña entonces le voy a pegar pasito”. No, allá todos somos iguales y nos ven como un hombre más en el campo. Entonces no, nos subestiman, para nada.

Por otro lado, ¿cómo maneja esa rutina primero con su vida cotidiana y segundo jugando torneos de manera frecuente?

D. R.: es un poco complicado porque, menos mal, tengo un trabajo en el que soy independiente. He logrado salir y poder viajar a los torneos, porque si estuviera en un trabajo normal, horario de oficina, no podría hacerlo. Muchos jugadores no sé cómo hacen, porque un torneo es de un viernes a un domingo y muchos trabajan de lunes a sábado, entonces es complicado. Aquí yo lo he podido manejar, yo también manejo accesorios de paintball, tengo una tienda, eso ya me ayuda, tengo una empleada y hay personas que vienen y me reemplazan cuando me voy a un torneo, así lo he logrado, porque es realmente difícil con un trabajo normal.

Y entonces ¿cómo hacen sus compañeras para llevar a cabo esta rutina?

D. R.: ellas también, la mayoría, manejan trabajos como los míos. Por eso nos hemos podido acoplar en cada torneo. Igual hay unos (torneos) que son cada 3 meses, que son los CCP (Circuito Colombiano de Paintball), pero esos son de sábado a domingo, entonces los viernes miran cómo se cuadran, permisos, pero se ha logrado jugar.

Uno de sus sueños es jugar en División 1 con los mejores, ¿cómo llegar a alcanzar este sueño?

D. R.: llegar allá es de mucho sacrificio. realmente para llegar le tocaría a uno vivir en otro país, porque tendría que estar entrenando día a día, tener unos patrocinadores fuertes que lo apoyen a uno, porque realmente el paintball es un deporte demasiado costoso. Sí me gustaría llegar a División 1, claro, pero tendría que estar 100% metida en el paintball y hasta el momento no se ha visto ninguna mujer que haya llegado a División 1.

¿Cómo ve este deporte en Colombia a nivel nacional e internacional?

D. R.:A nivel nacional no estamos en nada, lo ven es como aficionado, como ir a practicarlo, pero como deporte profesional no lo han visto. De hecho han querido mucho formar ligas pero no lo han logrado. Y a nivel internacional sí, allá lo ven como un deporte, cuando estuve en Orlando (Florida) era impresionante, yo iba por las calles y uno veía las vallas o televisores con pantalla gigante pasando los juegos. Aquí en Colombia hay como tres equipos que son DC Army, Wayout y Low Profile, ellos son como los que han salido a nivel internacional, les ha ido muy bien y son los mejores acá en Colombia.

¿Qué expectativas tiene con el equipo de Rabiosas?

D. R.: las expectativas es que en el 2015, en el otro World Cup, ya tenemos que tener otra categoría más alta, ya tenemos que estar 100% patrocinadas si Dios quiere. La idea es ampliar también el equipo, hasta el momento estamos 13 niñas.

Como lo ha dicho Diana, su desempeño en el equipo lo soporta con su trabajo en una tienda, ubicada en Bogotá, en la que vende accesorios para motociclistas y para la actividad del paintball. Desde su labor en dicha tienda ella pretende conseguir varios patrocinadores para Rabiosas y hacerlo crecer más como marca y equipo deportivo, este equipo que cuenta con su principal patrocinador HK Army, el cual les regala jerseys  y algunos otros elementos de la indumentaria para la práctica de este deporte.

Las integrantes de este equipo femenino Arlene Moreno de Panamá; Andrea Ruíz, Sofia Gallego, Julieta Urueña, Paola Rubio, Mónica López, Alejandra Cortes y Diana Rojas de Colombia; Liz García de Puerto Rico; Yanu de Paola de Argentina; Yeimara Rojas de Venezuela, Monica López de Bolívia y Karla Andrade de México; mujeres latinas, que se distribuyen por siete países, competirán del seis al siete de diciembre en la Liga Federal de Argentina y del 28 de febrero al 1 de marzo del 2015 en el AFPL International a realizarse en Cancún, México.

Con colaboración de Alex Sarmiento | @alexelafro

Anuncios

Un pensamiento en “El paintball, apto para mujeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s